Inicio
INGRESAR    


¿No tiene cuenta de usuario?    Regístrese aquí
Temas Principales
   Centro de Investigaciones en Café
   Estadísticas y Precios
   Capacitación
   Café y ambiente
   Oficinas Regionales
   Biblioteca Arturo Arrivillaga Aguirre
   Publicaciones
   Servicios
   Conózcanos
   Noticias

Establecimiento de cafetales

Contenido

[Ocultar]

Para el establecimiento de un cafetal, es necesario conocer las características y condiciones del suelo (topografía, fertilidad natural y cubierta vegetal), así como las variables generales del clima de la región.

 

Cuadro 1. Principales variables del clima a observar para el establecimiento de un cafetal (Anacafé; 1991, 1998).
Factor Rango Observaciones
Temperatura 17- 23 °C

Menor

 

 

Mayor

 

Causan quemaduras en los brotes nuevos y mayor presencia de Phoma.

 

Causan deshidratación, formación de flor estrella, mayor incidencia de enfermedades fungosas. Reducción del proceso fotosintético.

Precipitación pluvial 1,000 - 3,000 mm/año

Menor

 

Mayor

Limitan el crecimiento, provocan defoliación. Baja producción.

Mayor incidencia de enfermedades fungosas.

Altitud 900 -1,700 msnm

Menor

 

Mayor

Baja la calidad de la taza e incrementan los costos de producción.

Poco desarrollo de la planta.

Humedad relativa 65 - 85% Mayor

 

Mayor incidencia de enfermedades fungosas.

 

Vientos 20 - 30 Km/hora Mayor Provocan daño mecánico y fisiológico, caída de hojas, flores y frutos; deshidratación de yemas florales, hojas tiernas y frutos tiernos.

Variedades

Las variedades de café deben estar adaptadas a las condiciones del agroecosistema local y ser tolerantes, como sea posible, a plagas y enfermedades endémicas y a la sequía.

De acuerdo con el conocimiento de las zonas donde actualmente se está produciendo café orgánico, en Guatemala se recomiendan las siguientes variedades:

a. Porte alto: Bourbón, Typica, Mundo Novo.

b. Porte bajo: Caturra, Pache y Catuaí. Para zonas con problemas de roya, puede trabajarse con algunas líneas de Catimor.

Distancia de siembra

Las altas densidades de población pueden someter a las plantas a condiciones de competencia intensiva, así como a la sobreexplotación del suelo, ya que afectan el crecimiento y desarrollo. Las siembras cerradas acortan la vida productiva de la planta, ya que se establece una alta competencia, ocasionándose la pérdida de una gran parte de tejido productivo, que se atrofia por la deficiencia en luminosidad y aireación dentro de la plantación.

El distanciamiento de siembra dependerá de la variedad de café y de las condiciones microclimáticas.

 

Cuadro 2. Distanciamiento de siembra recomendable para café orgánico.
Variedad Distancia de siembra Cafetos/manzana
Porte alto

2.40 x 1.20 metros

2.50 x 1.25 metros

2,430

2,240

Pote bajo

2.00 x 1.00 metros

2.00 x 1.25 metros

3,500

2,800

Habilitación de terreno

Al establecer una nueva plantación en un terreno con montaña, se recomienda dejar árboles silvestres los cuales deben escogerse según su conformación y utilidad en el futuro. Es recomendable manejarlos con distanciamiento adecuado, de tal manera que no afecten el desarrollo de la nueva plantación de café. Además podrá dejarse algunos árboles de mediana altura, para proveer un segundo estrato de sombra.

Si se trata de renovación de cafetales, es aconsejable conservar los árboles de sombra existentes, sean éstos árboles silvestres o leguminosas plantadas. Para el caso de áreas con "guatales" o potreros, deberá dejarse en lo posible arbustos que puedan proveer de sombra a la plantación, mientras se establece y desarrolla la nueva sombra.

Trazo y ahoyado

El trazo para la nueva plantación en terrenos con pendientes onduladas y quebrada deberá ser en curvas a nivel o en contorno.

El ahoyado para la siembra debe hacerse con bastante anticipación. El tamaño de los agujeros varía según el tipo de suelo (textura), recomendándose hacerlos de 50 x 50 x 50 centímetros para suelos arcillosos, de 40 x 40 x 40 centímetros para suelos arenosos y de 30 x 30 x 30 centímetros para suelos con textura franca.

De 15 a 30 días antes de la siembra, incorporar en los agujeros de 1 a 4 libras de abono orgánico por planta. La cantidad de abono orgánico a aplicar dependerá del tipo de suelo, la fuente y su disponibilidad.

Siembra

La siembra debe hacer al establecerse formalmente las lluvias y por consiguiente, cuando exista  humedad suficiente en el suelo (de mayo a julio, según la región), considerando básicamente los siguiente:

  • Sembrar únicamente plantas sanas y vigorosas, con 2 ó 3 cruces.
  • Al sembrar las plantas, cuidar que éstas no queden demasiado enterradas.
  • Evitar que la raíz principal quede doblada, apisonando bien la tierra alrededor del pilón, para evitar cámaras de aire.
  • Cuando es almácigo en bolsa, cortar una rodaja en el asiento del pilón de aproximadamente media pulgada de grosor. 
  • Aplicar dos onzas de roca fosfórica por planta, procurando mezclarla con el suelo y el abono orgánico incorporado previamente.
  • Hacer terrazas individuales o continuas y aplicar mulch, para mantener la humedad del suelo.

Cuidados posteriores a la siembra

  • Complementar los trabajos de conservación de suelos, si el caso lo amerita, con el establecimiento de barreras vivas y/o muertas, coberturas vivas y/o muertas y acequias o zanjas de infiltración.
  • En esta etapa de desarrollo del cultivo, es oportuno cultivar alguna leguminosa (frijol) en asocio con el café, al centro de la calle.
  • Establecer diferentes tipos de sombra (provisional, temporal y permanente), para el caso de plantaciones establecidas en terrenos limpios.
  • Manejo adecuado de las hierbas.
  • Revisar la siembra y hacer las resiembras necesarias.
  • Monitoreo de plagas y enfermedades.