Inicio
INGRESAR    


¿No tiene cuenta de usuario?    Regístrese aquí
Temas Principales
   Centro de Investigaciones en Café
   Estadísticas y Precios
   Capacitación
   Café y ambiente
   Oficinas Regionales
   Biblioteca Arturo Arrivillaga Aguirre
   Publicaciones
   Servicios
   Conózcanos
   Noticias

Especies y variedades del cafeto

Contenido

[Ocultar]

En Guatemala se cultivan básicamente variedades de la especie Coffea arabica, que es la más difundida en el mundo, con un aporte del 70-75% de la producción mundial.  En Latinoamérica se cultivan diversas variedades desarrolladas a partir de las primeras introducciones, donde algunas son el resultado de mutaciones, hibridaciones naturales o artificiales.

Otra especie es Coffea canephora, con Robusta, como la variedad más importante. En general, Robusta ha mostrado resistencia y/o  tolerancia a plagas y enfermedades (nemátodos, roya, otras). Para Guatemala, este café representa únicamente el 1% del café exportado. Hay otras especies cultivadas en pequeña escala en algunos países africanos o de interés para programas de fitomejoramiento, como C. Dewevrei, C. Liberica, C. Eugenioides y C. Salvatrix.

Principales variedades de café cultivadas en Guatemala

1. Typica

Tiene la importancia histórica de ser la base del desarrollo de la caficultura en Guatemala y en la América Tropical, donde predominó su cultivo desde sus inicios hasta la década de los años cincuenta. A raíz de los primeros resultados de las investigaciones de Chocolá, en los años cuarenta, principió a ser sustituida por el Bourbón, de mejor rendimiento.

Por conveniencia de clasificación, se tomó a Typica como prototipo para la descripción de la especie arábica, sirviendo de comparación para las otras variedades. En el campo también se le conoce como Arábigo o Café Arábigo. Esta variedad  tiene una silueta de forma cónica, como un arbusto  de porte alto, de 3.5 a 4 metros de altura. Posee un tronco vertical, único en la mayoría de los casos, con verticales secundarios que nacen de los nudos. Las ramas laterales son abundantes, forman ángulos entre 50 y 70 grados con el eje central vertical, esta abertura les da una forma ligeramente inclinada. Las hojas  son oblongas, elípticas, con la base y el ápice agudo, de textura lisa, fina, los brotes u hojas nuevas terminales son de color  bronceado.

En relación con las actuales variedades de C. arabica cultivadas, Typica es de baja productividad y tiene un acentuado comportamiento bianual en su producción. Algunos mercados especiales muestran interés por este café.

2. Bourbón


Bourbón


Caturra


Catuaí


Pache común


Pache colis


Pacamara


Maragogype


Mundo Novo


Catimor


Robusta


Robusta Nemaya

En experimentos realizados en la finca Chocolá, en los años cuarenta, destacó una selección de Bourbón. Este material sirvió de base a muchos de los Bourbónes que actualmente se cultivan en el país.

Comparado con Typica, el Bourbón presenta una ligera forma cónica menos acentuada, ramas secundarias más abundantes, ramas con un ángulo más cerrado, entrenudos más cortos y mayor cantidad de axilas florales.  Los brotes son de color verde, hoja más ancha con bordes más ondulados, el fruto es de menor  tamaño y un poco más corto, igual relación guarda la semilla.

Su vigor, mejor conformación y mayor número de yemas florales le dan una capacidad de producción de 20 o 30 % superior al typica, con una calidad equivalente.  Estas características motivaron a los productores guatemaltecos, en la década de los cincuenta, a cultivarlo, sustituyendo de manera gradual la variedad typica.

El Bourbón  es una variedad muy precoz en su maduración, con riesgos de caída de frutos en zonas donde la cosecha coincide con lluvias intensas.  Por su porte alto, es más susceptible a vientos fuertes, siendo necesario protegerlo en zonas con estos problemas. El Bourbón se ha cultivado en diferentes altitudes, sin embargo, los mejores resultados se obtienen en zonas medias y altas, de 3,500 a 6,500 pies. Es recomendable manejarlo a 2 ejes desde el almácigo.

Otros materiales son el Bourbón Salvadoreño o Híbrido Salvadoreño y el Hibrido Tico o Montecristo. Se introdujo a Guatemala una selección de Bourbón de El Salvador, denominada Tekisic, constituida por la mezcla de varias plantas elite o superiores, incluida la Elite 14. Foto 1.

3. Caturra

La variedad Caturra es una mutación de Bourbón, descubierta en Brasil a principios del siglo veinte. Fue introducida a la finca Chocolá, Guatemala, en la década de los cuarenta, sin embargo, su adopción comercial se realizó varios años más tarde.

Es una planta de porte bajo, eje principal grueso poco ramificado, con ramas secundarias abundantes y entrenudos cortos.  Las hojas son grandes, anchas y de textura  un poco áspera, con bordes ondulados, las hojas nuevas o brotes son de color  verde. La forma de Caturra es ligeramente angular, compacta y con buen vigor vegetativo.

Es una variedad de alta producción y buena calidad, que requiere buen manejo cultural y adecuada fertilización. Se adapta bien en las diferentes regiones del país, y prácticamente en todos los rangos altitudinales. Hay otras variedades de características agronómicas y adaptabilidad, similares que también son consideradas mutaciones de Bourbón, como Pacas de El Salvador, y Villa Sarchi de Costa Rica. Foto 2.

4. Catuaí

Es el resultado del cruzamiento artificial de las variedades Mundo Novo y Caturra, realizado en Brasil. Las selecciones de las primeras 4 generaciones dieron líneas con fruto rojo y amarillo. Las primeras introducciones de Catuaí al país se realizaron alrededor de 1970.

El Catuaí es una variedad de porte bajo, pero más alta que Caturra, las ramas laterales forman un ángulo cerrado con el tallo principal, entrenudos cortos. Las hojas nuevas o brotes son de color verde, las hojas adultas tienen una forma redondeada y son brillantes. Es una variedad muy vigorosa, que desarrolla mucho crecimiento lateral con “palmillas”.  El fruto no se desprende fácilmente de la rama, lo que es una ventaja para las zonas donde la maduración coincide con períodos de lluvias intensas.

El interés motivado, inicialmente, por esta variedad generó una fuerte comercialización de semilla, sin mucho control en los lotes de producción, propiciando que los cafetos de varias plantaciones no muestren el fenotipo o aspecto físico correspondiente.

Se adapta muy bien en rangos de altitud de 2,000 a 4,500 pies, en la Boca Costa; de 3,500 a 5,500 pies, en la zona central, oriental y norte del país. Es una variedad de alta producción que requiere un buen programa de manejo, especialmente en fertilización. Foto 3.

5. Pache común

Es una mutación de Typica encontrada en la finca El Brito, Santa Cruz Naranjo, Santa Rosa, en 1949. Es un cafeto de porte bajo con buena ramificación secundaria, de entrenudos cortos y abundante follaje, termina en una copa bastante plana o “pache”.

Las plantaciones de Pache se establecieron, principalmente, en la región de Oriente, donde su adaptabilidad y producción son satisfactorias, presenta sin embargo un comportamiento de producción bianual, similar al Typica del cual se deriva. Foto 4.

6. Pache colis

Es originaria de Mataquescuintla, Jalapa (Guatemala), y fue encontrada dentro de una plantación de Caturra y Pache común.  Debido a las características de porte muy bajo, podría ser el resultado de una hibridación natural  entre Pache Común y Caturra, recombinando dos factores genéticos de enanismo. Los frutos son rojos y de tamaño grande, los granos son grandes, hojas elípticas onduladas de consistencia áspera. Presenta cierta tolerancia a Phoma.

Es una planta de porte bajo con entrenudos muy cortos, ramificación secundaria  y terciaria. En los materiales seleccionados hay plantas de brotes verdes y café o bronce. En el lugar de origen, las plantas adultas alcanzan una altura de 0.80 a 1.25 metros. Se adapta a rangos de altitud de 3,000 a 6,000 pies, donde prevalecen temperaturas frescas y suelos franco-arcillosos, y zonas muy secas. Su adaptación es muy específica, por lo cual no se recomienda su cultivo sin tener experiencia local. Foto 5.

7. Pacamara

Variedad obtenida del cruzamiento entre Pacas y Maragogype, realizado en El Salvador. Sus descendencias combinan características propias del Pacas, como planta de porte pequeño, entrenudos cortos y alta productividad, con frutos y hojas de tamaño grande de tipo Maragogype. Presenta variaciones en el tamaño del fruto y grano. Se adapta bien en rangos de altitud de 3,000 a 4,000 pies y lluvias anuales de 2,500 a 3,000 milímetros bien distribuidos. Foto 6.

8. Maragogype

Es una mutación de Typica, descubierta en Brasil, que presenta un porte alto, superior a Typica y Bourbón.  Las hojas son lanceoladas y cerca de la base son mucho más anchas, regularmente se doblan hacia abajo.  Las hojas nuevas o brotes son largos y puntiagudos. La principal característica son los frutos y semillas de gran tamaño, los frutos presentan el “ombligo” saliente y desarrollado. La calidad de tasa del Maragogype es muy apreciada en los mercados especiales. La productividad de esta variedad es muy baja.  Las pocas plantaciones comerciales se ubican en la región de Cobán, en altitudes de 2,000 a  2,500  pies, con una tecnología de bajos insumos. Foto 7.

9. Mundo Novo

Variedad originaria de Brasil, es el resultado de una hibridación natural entre Sumatra y Bourbón.  Hubo varias introducciones a Guatemala en 1963-64. Es un cafeto de porte alto, con gran vigor vegetativo y mucha capacidad de producción.  Durante los años sesenta se manifestó gran interés en ella, pero luego se limitó su diseminación a favor de otras variedades.

Es una variedad muy vigorosa, con crecimiento lateral muy abundante, formando palmillas. Su maduración es un poco tardía comparada con el Bourbón.  Se adapta bien en las regiones del Centro y Oriente del país, en rangos de altitud de 3,500 a 5,500 pies y precipitaciones anuales de 1,200 a 1,800 mm. Foto 8.

10. Catimor

El término Catimor hace referencia a una gran cantidad de líneas y poblaciones de cafetos, todas descendientes del cruce realizado en el CIFC, Portugal, en 1959, entre el Híbrido de Timor # 832-1 (resistente a la roya) y Caturra. Posteriormente y debido a diferentes procesos de selección realizados en varios países, se desarrollaron diversos Catimores, con características particulares en cada grupo.

En general, los Catimores son muy precoces y productivos, y exigentes en el manejo del cultivo, especialmente en la fertilización y manejo de sombra. Evidencian una mayor susceptibilidad a la enfermedad Ojo de gallo, y calidad de taza inferior en zonas altas. Se recomendaría su cultivo básicamente en altitudes bajas y medias, donde la roya constituye un problema.

Dentro de los Catimores de la serie “86” destaca la línea T-8667, de la cual se han realizado otras selecciones en la región, tales como la variedad Costa Rica 95 y Lempira. Estas descendencias son de porte bajo uniforme, fruto y grano de tamaño grande, hojas nuevas de color café o bronce.

Las poblaciones de la línea T-5175 presentan problemas de grano negro en zonas bajas y medias, y mala calidad de taza en zonas altas. No se recomienda su cultivo.

Existen otras descendencias del Hibrido de Timor, originados del cruzamiento de otra planta de Hibrido de Timor, con la variedad Villa Sarchí, que derivo varias líneas de Sarchimor mejoradas en diferentes países, y que han sido nombradas como Iapar 59, Tupí, Obatá, Parainema, o simplemente Sarchimor. Dentro de estos materiales hay líneas prometedoras por su adaptación agronómica, buen tamaño de grano y calidad de taza superior a los catimores. Pueden ser otra opción para zonas de altitud baja e intermedia. Estudios de calidad de taza a realizarse en regiones más altas, darán indicaciones hasta que rango altitudinal podría recomendarse su cultivo. Foto 9.

11. Robusta

El Robusta representa la variedad “tipo” de la especie Coffea canephora, cultivada principalmente en África y Asia.  Es un arbusto grande y vigoroso, rebasa los 4 metros de altura.  Los brotes de recepa alcanzan los 3.50 metros antes de 3 años.  Los cafetos emiten de tres a cinco ejes verticales, con cierta inclinación lateral.  Las ramas laterales son largas, con poca ramificación secundaria, hojas de forma variable, entrenudos largos. El fruto es pequeño, casi esférico, agrupándose en nudos “apretados” de 15 a 25 frutos, la pulpa es bastante delgada. Foto 10.

El Robusta se comporta muy bien en las altitudes de 1,500 a 2,500 pies. Esta variedad representa un mínimo porcentaje de la producción nacional, sin embargo, a partir del desarrollo del injerto Reyna, se ha constituido en un valioso material para patrón de injertos, presentando condiciones de resistencia y/o tolerancia a plagas del suelo, particularmente a los nemátodos.

La técnica de injertación se realiza a escala comercial con buenos resultados, a pesar que se han utilizado robustas sin selección. Esto podría explicarse por la circunstancia de ser Pratylenchus el nematodo más difundido en este país, observándose en los robustas en general, un buen nivel de tolerancia y resistencia frente a dicho nematodo.

12. Robusta Nemaya

Hace varios años principió a observarse en ciertas fincas del sur-occidente, que aún cafetales injertados sobre robusta, mostraban severos daños en la parte aérea y raíces, con una progresiva mortalidad de las plantas. La pregunta era ¿los robustas estaban perdiendo su resistencia? Luego de las investigaciones de ANACAFÉ y el CIRAD, entre 1989 y 1993, se tuvieron dos importantes verificaciones: 1) los robustas “criollos”, sin selección, son mayoritariamente susceptibles a determinadas poblaciones de Meloidogyne (50 a 80% de las plantas), y 2) se verifica la presencia de especies de Meloidogyne altamente agresivas para el café en Guatemala, en varias áreas de San Marcos, Quetzaltenango y Escuintla.

Lo anterior condujo a un trabajo de selección en robusta, orientado a identificar plantas que tuvieran alto nivel de resistencia a Meloidogynes agresivos, dentro de un programa de mejoramiento genético de porta-injertos que se explica a continuación.

Programa de selección

Los robustas tienen una condición genética definida como alogamia estricta, que significa que la planta (la flor) no puede utilizar su propio polen, necesitando de polen “externo”, de otra, u otras plantas de robusta vecinas, para la fecundación de las flores y posterior formación de frutos. En contrapartida, su propio polen es viable para las plantas vecinas. La mitad de la carga genética de una semilla de robusta, viene de la planta cosechada, y la otra mitad de una planta vecina que no conocemos, cuyo polen es transportado por el viento o insectos.

En un programa de selección en robustas es imperativo identificar, al menos dos plantas, con las características buscadas, que en nuestro caso era la resistencia a Meloidogynes agresivos. Se evaluaron numerosas descendencias de robusta de la colección del CATIE (Turrialba, Costa Rica).

Los estudios básicos fueron realizados en el CIRAD, Montpellier, Francia, y posteriormente continuadas en investigaciones en Centroamérica, dentro del marco de la cooperación técnica del CIRAD, PROMECAFE y CATIE. Fue verificada la resistencia a poblaciones de Meloidogynes agresivos, en dos plantas de la colección del CATIE, Turrialba, identificadas como T-3751 (1-2) y T-3561(2-1).

Trabajos complementarios realizados por el Dr. Luc Villain, mostraron un buen nivel de resistencia en las descendencias de estas plantas, frente a diversas poblaciones de Pratylenchus.

Campo semillerista

Se han establecido cerca de 15 manzanas de campos, o lotes semilleristas, en finca Buena Vista, Retalhuleu. Esta semilla híbrida de polinización controlada, entre ambos padres, constituye la variedad porta-injertos “NEMAYA”, ya disponible para los caficultores. Foto 11. La finalidad del Robusta Nemaya, es su utilización como un porta-injertos de las variedades comerciales de Arábicas (Caturra, Bourbón, Catuaí, Pache, etc), dentro de los programas de injertación con el método Reyna.